Padrotes que dieron prestigio PDF Imprimir E-mail
Lunes, 15 de Diciembre de 2008 00:00

El Comandante, El Soñado y El Tumbaito “Padrotes que dieron prestigio a la Traba Bao”

Conversando con Don César Jiménez, propietario de la traba Bao, le preguntamos por su famoso padrote “ El Comandante” , un gallo indio, con plumas blancas en la cola y las alas, que adquirió en Cuba, en el año 1985, conjuntamente con otros gallos que había ido a buscar a la vecina isla. Me cuenta Don César, que en dicho viaje conoció al destacado criador de gallos, Don Pablo Martínez Carvajal y coincidencialmete cuando se percató que había un pollo de su raza, al verle la placa le dijo a nuestro entrevistado “este no lo juegue, póngalo a padrear” y lo bautizo con el nombre de “El Comandante”, en alusión a Fidel Castro.

Así lo hizo el señor Jiménez y los resultados no pudieron ser mejores, pues logró una gran base como pie de cría con las gallinas hijas de “ El Comandante” y los pollos descendientes de este gran ejemplar.

Para la época, La Traba de Los Comandos, de Don Lalo Callado y el señor Luís Abreu, dominaban el espectáculo en el Coliseo de Santo Domingo, con gallos muy fuertes, pero algo lentos. La Traba Bao, comenzó a destacarse con pollos no tan fuertes, pero con buen movimiento de cabeza, certeros con las espuelas, logrando tanto éxito que provocaron una verdadera revolución en el gallerismo dominicano, conforme a lo expresado por el señor Jiménez.

Tambien, nos hablo de “ El Soñado” un gallo canelo, tan extraordinario, que recuerdo que Don César me dijo en una ocasión “ este es el gallo que siempre soñé tener” Ganó nueve peleas, incluyendo una pelea sensacional en un Torneo Internacional con Panamá, derrotando a un ejemplar que vino con gran fama, que tenía en su haber 18 peleas. Los hijos de “ El Soñado”, un gallo procedente de la línea del Puertorriqueño Rubén Rosado, resultaron más rápidos que los de “El Comandante”. De este ejemplar han salido todos esos pollos canelos que ustedes ven pelear en el Coliseo de Santo Domingo, e hicieron la Traba Bao, campeona en seis ocasiones y tres veces subcampeona.

El señor Jiménez, se refirió a otro gran ejemplar bautizado como “El Tumbaito” que fue un pollo que logró conseguir, de la línea de gallos de los Hermanos Figueroa, de Puerto Rico. “ El Tumbaito” fue un gallo indio con una valentía extraordinaria y sus movimientos resultaban tan rapidos, que lograban hipnotizar a sus contrarios y más que eso, su mayor virtud estaba en la fineza de sus certeros espolonazos. Los hijos de este ejemplar resultaron tan extraordinarios, que en algunas ocasiones en que Don César logró el título de Gallero del Año, en el Coliseo de Santo Domingo, comenzó en el primer lugar y terminó en el primer lugar, haciendo un punta a punta en “ El Redondel de la Avenida Luperón”.

En la actualidad la Traba Bao, se mantiene como una de las principales del Coliseo, su propietario conserva una de las mejores líneas de gallos del país, gracias a esos grandes padrotes que supieron llenar de gloria y prestigio a Don César Jiménez, “ El Indiscutible Ganador del Coliseo en los años 90”
Última actualización el Martes, 20 de Julio de 2010 15:20