Artículos populares
Aumenta la musculatura de sus pollos sin acumular grasa en su cuerpo
Aumenta la musculatura de sus pollos sin acumular grasa en su cuerpo

Por: José Batista

Gamebird, es un Nuevo alimento para gallos de peleas que distribuye en el país el señor Cesar Jiménez, reconocido criador de gallos de combate en la República Dominicana y que según los galleros que los han probado es el mejor producto que existe en el mercado en estos días.

En esta semana habíamos publicado una nota en la que mostrábamos el logo del producto y decíamos que lo habíamos visto en la publicidad de algunas jugadas del país, pero que no estaba claro quien o quienes los distribuían.

Este comentario en las redes sociales llamo a atención de muchos de nuestros seguidores, y de inmediato comenzaron a aparecer los comentarios sobre el producto Gamebird, cosa que llego a nuestro dilecto amigo el señor Cesar Jiménez.

Cesar Jiménez no se hizo esperar y se puso en contacto con nosotros para informarnos que él era el representante del producto en el país y que puede ser adquirido en la Veterinaria del Coliseo Don Alberto Bonetti Burgos y en la veterinaria Agromar, en el sector de las Palma de Herrera.

Según el señor Cesar Jiménez quien ha probado el producto en sus aves (Traba Bao), el desarrollo muscular, el brillo en las plumas y el desenvolvimiento durante el combate, además de que el animal aumentara de peso sin acumular grasa, y una picada más fuerte que es lo que todos los galleros queremos lograr en nuestras aves.

Con respecto a su uso, Cesar Jiménez, nos explico que con una onza del Gamebird, durante la hora de cena de los pollos en preparación para el combate, usted amigo gallero podrá ver la diferencia de sus gallos en combate.

Recomendó Cesar Jiménez, que durante los dos o tres primeros días, los pollos se negaran a comer unos granos de color Rojo pero después de este tiempo los comerán sin problema.

Otros que dan testimonio de los beneficios de Gamebird, en la alimentación de sus aves de combate son los criadores Alfredo Mota Báez y el señor Ángel Guachin.

Alfredo Mota Báez dice:”El resultado de este alimento en los animales es tremendo”. Por su parte Ángel dice: “Es un alimento tipo ¿?, pero más completo.

Jiménez, exhortó a los amantes y dueños de gallos de pelea a visitar la página GamebirdRD, para más detalles de los diferentes productos que tienen disponibles para los criadores de gallos tanto nacionales como internacionales.

"Preparar Bien "
"Preparar Bien "

En esta oportunidad, profundizaré en un tema muy amplio y complejo que he desarrollado para aquellos cuidadores de gallos de combate que quieren establecer un sistema de preparación. eficaz, que llene todas las expectativas deseadas, señalando solamente los trabajos más eficaces que debemos hacer para llevar a combatir a nuestros gallos en perfectas condiciones físicas.

El tema de preparación, a grandes rasgos, es un tema muy importante, y depende del buen desenvolvimiento del gallo en el combate. Yo he visto gallos en mi país, con cualidades y gestos de pelea impresionantes y que, después de combatir 5 minutos, ya no pueden seguir peleando y pierden sus peleas por falta de trabajos, movimientos, ejercicios y, sobre todas las cosas, consistencia física. Muchos galleros sienten que los gallos de pelea deben comenzar combatiendo de más a menos o de menos a más; piensan, por lo general, que es normal; pues no es así, si su gallo pelea de menos a más o viceversa tiene que poner mucha atención en los medicamentos y los ejercicios que le están administrando en esta etapa; en lo particular no lo considero así, un buen desenvolvimiento es determinado cuando el gallo sale con rapidez, velocidad, consistencia física y astucia, evadiendo el ataque de su contrario y golpeando contundentemente y a medida que va profundizando la pelea él va golpeando más fuerte y todas las picadas son grandes, ponga atención en esto: si su gallo aplica una picada grande y una picada chica, esto lo tienen que corregir en las topas, si lo sigue haciendo le sugiero que le dé más tiempo y más descanso. Por lo general, yo he visto que muchas escuadras no lo hacen, este es un factor que impide que el gallo pueda desplazar sus patas siempre hacia adelante, y los golpes arriba, y si es en el cuerpo que el golpe pueda ocasionar un corte profundo.

Los gallos de pelea por lo general, tienen el metabolismo tres veces más rápido por su estructura corporal y por su conformación genética, y son aves demasiado nerviosas que si no les prestamos atención no las presentamos bien el día del combate.

Preparar bien depende de muchos conocimientos, por lo general, de mucho sentido común, principalmente paciencia. Pienso que hay que tomar una serie de elementos relevantes que nos van a permitir ser más competitivos en cada presentación, por ejemplo: Una correcta alimentación balanceada para que ayude a estimular el crecimiento de los músculos después de cada trabajo o ejercicio, una administración eficiente de vitaminas; en lo personal, recomiendo suplementos nutricionales que complementen la alimentación del gallo en preparación, y a la vez lo ayuden a un mejor
desenvolvimiento.

Hoy día, la preparación de gallos se ha tornado mucho más exigente por la competitividad que existe en las galleras, también por el tipo de gallos que tenemos en estos tiempos.

La gran influencia de gallos cubanos, españoles, dominicanos y puertorriqueños han impulsado a que muchos criaderos utilicen este tipo de gallos en busca de obtener más finura, fuerza, pelea, corte y autoridad en cada picada, los cuales se adaptan con facilidad al método de preparación y al tipo de arma que utilizamos.

Recomiendo a mis colegas y amigos que empecemos con un patrón de selección efectivo de los ejemplares que vamos a preparar. Muchos criaderos en nuestro país se han mantenido con sus líneas de sangre desde la época de los años 70, porque sus gallos se han adaptado al método de preparación que utilizan y esto se debe a que ellos conocen sus líneas de sangres, le han dado seguimiento y han ido refrescando paso a paso sus crías con gallos y gallinas nacionales, los cuales le han dado, al probarlos, excelentes resultados.

Mis primeros consejos son que al momento de seleccionar las aves que vamos a pelear tengamos las certificaciones de la edad del pollo en todos nuestros registros técnicos. Pensamos que la edad ideal para ir acomodando los gallos debe ser de 12 a 14 meses de edad, a esta edad el pollo ha desarrollado su estructura corporal a su máximo nivel, y al momento de enfrentarlos resisten más los cortes y las heridas.

Otro punto relevante es tener paciencia; en Panamá hay muchos galleros apasionados y por lo general he observado que no le dan el tiempo necesario a las aves para que se desarrollen bien y las llevan a combatir a temprana edad; la mayor cantidad de veces no pasan su primera prueba.

En la preparación de gallos de pelea nosotros tomamos en consideración 2 etapas
muy importantes:

La Etapa de Encierro y Amarra
(Pre–Cuido)

Éste es un período primordial en la preparación de gallos de pelea, porque los gallos son encerrados en las escuadras que utilizan rejones y amarrados en las gallerías que encierran en casilla o que colocan sus gallos en varas. En esta etapa el gallo debe tener alrededor de 12 meses de edad.

1. Bañe al gallo aplicando en un cubo de 7 galones de agua, shampoo, klorox y jabón en polvo; también agregue al agua
un antiparasitante líquido o en polvo, de su preferencia, mézclelo adecuadamente con los detergentes por varios minutos y esto le dará un olor agradable al agua, sumerja el cuerpo del gallo menos la cabeza, y limpie lentamente todas sus plumas, la cola, las guías y las alas, luego limpie cuidadosamente la cabeza del gallo con un pedazo de tela, teniendo el cuidado necesario para que no le caiga líquido en el interior del pico. Este tratamiento es muy importante porque le da una limpieza externa y mata todos los piojos que el ave pudiera tener; con esta aplicación el gallo tendrá salud e higiene. 2. El área donde se debe encerrar a los gallos debe ser en un lugar amplio y cómodo, es decir, rejones de buen tamaño donde el ave se pueda desplazar de un extremo a otro, acondicionando el rejón con paca para que él este en mejor condición. Para los preparadores que encierran en casilla, acondiciónelas fumíguelas y coloque en su interior virutas o paja, esto se hace con el propósito que el animal no pise sus heces. En esta etapa proporciónele una dieta balanceada: puede ser scrash, maíz molido, lentejas, plátanos, leche, huevos, zanahoria, mézclelos con miel de abeja, esto se hace con la intención de que el gallo se acostumbre a la comida preparada y no se atrase con pérdida de peso y desánimo. La etapa de encierro o Pre–Cuido se hace con la intención de que el gallo se acostumbre a la interacción con su preparador; esto con relación a las aves que vienen de solturas debido como ya dijimos que es muy nervioso e hiperactivo y lo ideal es no perder tiempo y hacer todo bien para él. La Etapa de Preparación En la etapa de preparación el gallo debe tener 14 meses; aquí, lo primero que debemos hacer es: 1. Descrestar los gallos en tiempo de luna menguante, esto ayudará que el ave tenga mayor resistencia en su plumaje, aunque muchos galleros toman en consideración las mareas, después de esto déle otro baño como lo mencioné anteriormente y cuando se sequen las heridas, pele al gallo. En esta etapa el gallo debe estar con buen estado físico y con una excelente salud, tomando en consideración que todos los meses anteriores haya sido debidamente desparasitado. Ahora comienza lo que llamo preparar bien. En Panamá tenemos excelentes preparadores muy profesionales que tienen sueldos fijos y les pagan la vivienda; preparar gallos es una profesión como cualquier otra; en realidad, debe ser un gran profesional y hacer su trabajo con amor y dedicación; el punto es que el preparador tiene un gran compromiso con el ave, el cual es llevarla bien el día del combate. Los procedimientos para llevar en perfectas condiciones a nuestros ejemplares son:


1. Los trabajos se le deben dar los lunes, miércoles y sábado; comience con trabajos leves de 2 a 5 minutos en las dos primeras semanas, entrénelos con número ocho y revuelos. Muchos galleros antes de corretearlos ponen los gallos en soga para que vayan estructurando sus músculos. Mi recomendación es que en estas primeras semanas lleve al gallo lentamente, poco a poco, no lo sobre trabaje.

2. En las siguientes 2 semanas trabaje al gallo de 5 a 10 minutos los lunes, miércoles y sábado con número ocho, revuelos y con la mona desplace al gallo de un extremo a otro. El día domingo lo topa con un gallo con buenos gestos y características y usted notará que las fluctuaciones de la respiración serán mejores; es decir que el gallo comienza a asimilar los ejercicios realizados anteriormente.

3. En las siguientes 2 semanas trabaje al gallo de 10 a 15 minutos los lunes, miércoles y sábado con número ocho y revuelos, y el día domingo lo topa con el pico tapado; esto se hace con la intención de que el gallo aprenda a disparar sin morder y vaya desarrollando mejores gestos y capacidades de pelea que genéticamente las tiene, solamente que aquí lo motivamos a que ponga en práctica sus mejores cualidades.

4. En la antepenúltima semana trabaje al gallo de 15 a 20 minutos los lunes, miércoles y sábado con número ocho y revuelos, y el día domingo lo topa con el pico tapado usted notará la fuerza con que dispara y las cualidades de pelea que ha desarrollado.

5. En la última semana bañe al gallo, preferiblemente,
de 8 a 11 días antes de la pelea, límpielo bien y póngalo a descansar para que el día del combate entre bien al encuentro y vaya totalmente desestresado. Otro factor importante en la preparación de gallos es ponerlos al sol todos lo días de 9:00 a.m. a 11:00 a.m. esto disminuirá la cantidad de grasa que puedan tener algunos gallos en preparación y ayudará a aumentar la glucosa por los rayos del sol. La comida se le puede dar a una hora determinada en este caso la misma que le hemos dado en la etapa de amarra y pre cuido; recomendamos que sea a una hora determinada como ya dije anteriormente. Con relación a las vitaminas, adminístreselas después de cada trabajo y límpielo con alcohol para que su piel tome color rojo.

 

Fuente: piedecria com

 

La Espuela, un arma natural de ataque
La Espuela, un arma natural de ataque

La espuela es un apéndice que poseen algunas aves en las patas y que es su arma natural para el ataque o defensa entre los machos. Se trata de estructuras cónicas que contienen un núcleo óseo rodeado de un tejido esponjoso más blando y recubiertas por una capa cornea de origen proteico, semejante a la del cuerno de los toros y a nuestras uñas; una queratina que al calentarse se deforma como gelatina. Este espolón se va desgastando y creciendo año a año.

El tema de las espuelas en las riñas de gallos es tan extenso y complejo, que daría para escribir una enciclopedia. Como hemos dicho el gallo está dotado, de forma natural, de estas defensas y, en Canarias, siempre ha combatido con sus espuelas naturales o postizas, procedentes de otro gallo, aunque hay constancia de que, en Tenerife, hasta mediados del siglo diecinueve, también se reñía con espuelas de acero. En Asia y Sudamérica las usan de resina, acero, carey o espina de pescado. Sin embargo, en la península, al pelear con espuelas muy cortas, de 18 a 20 milímetros, se usa muy poco las postizas.

Lo óptimo es que el combatiente riña con sus espuelas, puesto que son con las que el animal está más familiarizado; por no hablar de la estampa de incomparable belleza que compone un gallo de pelea con sus armas naturales. Pero, a veces, por carecer de ellas (pata rasa), no ser del tamaño apropiado (animales jóvenes), o por estar defectuosas (torcidas o frágiles) hay que sustituirlas por unas postizas, de ahí lo importante de cuidarlas durante su desarrollo, puliéndolas y engrasándolas.

Cuando se han de colocar postizas, la espuela original se corta a un centímetro desde la pata, quedando el patrón, sobre el que se encajará aquella; y para la pata rasa, se le hace un patrón postizo o botón; operación que se ha de hacer con suficiente antelación a la riña para que el animal se adapte a su nueva fisonomía.

La elaboración de espuelas postizas es un trabajo muy especializado y minoritario, artesanía fina que pocos dominan, y cuyo producto se cotiza al alza. Hoy, quien tiene una buena colección de espuelas, tiene un tesoro. Las espuelas de los artesanos canarios han sido muy apreciadas en América, sin embargo hoy se traen de allí. Francisco Dorta (Pancho el Músico), Adolfo Santana (el Pichón), Domingo Morales (el Boyero), Pablo Amador (Pola Vieja), Roberto Hernández, Aureliano Negrín, Asdrúbal Bethencourt, o Antonio Martín fueron virtuosos de este arte.

Las postizas se obtienen de gallos bastos o de corral, las de gallo fino no sirven, puesto que deben ser mayores para poder ser trabajadas y que encajen en los patrones; y actualmente, desgraciadamente, en nuestros pueblos cada vez hay menos gallineros. En Cuba, por ejemplo, los guajiros crían cientos de gallos bastos con el fin principal de aprovechar sus espuelas, un complemento a la precaria economía familiar.

El tamaño de los naifes con los que pelean nuestros guerreros va desde los 30 a los 40 milímetros, dependiendo de las características combativas y las dimensiones del gallo; unas espuelas demasiado largas, lejos de ayudar, perjudican, y dan lugar a cañeras (lesión que se provoca el gallo en la pata) y a ineficacia en el combate.

Desde hace pocos años se ha ido introduciendo, importadas del Caribe, el uso de espuelas plásticas en nuestras islas, lo que ha generado algún que otro conflicto cuando no lo contemplaba el reglamento de la contrata o torneo.

Los más puristas no tardaron en rasgarse las vestiduras ante este atentado a la tradición que, junto con otras innovaciones poco fundamentadas (incremento de peleas por jornada, supresión del pesado de los gallos en la valla, desaparición de reñideros, o desconcertantes formas de vivir el espectáculo por parte de aficionados foráneos), estaba adulterando la concepción de este deporte en las islas, que apenas había sufrido alguna modificación en los últimos 200 años.

Por otro lado, quienes más contacto tienen con el gallo y, por lo tanto, más han de saber sobre el tema, afirman que la espuela artificial es más dañina y que el animal no se recupera igual tras la riña; pero, si partimos de que las características físicas de la espuela plástica, un polímero inerte, son similares a las de la queratina de la espuela natural, esta apreciación de algunos galleros podría no tener una base científica.

Hay un factor esencial para regularizar el uso de las espuelas plásticas, el económico: Un par de espuelas naturales cuesta unos cincuenta euros; una contrata de dieciséis jornadas por temporada supone una inversión para una gallera, solo en espuelas, de varios miles de euros; sin embargo, un par cuesta tres euros.

Su uso se ha extendido, y las últimas temporadas partidos como Güímar, de Tenerife; La Guerra, de La Palma, o La Guancha, de El Hierro, decidieron, mediante contrata, armar a los gallos sólo con espuelas plásticas; así como en torneos del prestigio del Pollo de Oro, en Lanzarote; el de pretemporada de El Laurel, en La Palma, y los de casteadores de El Paso y Tazacorte, también en la isla bonita.

Lejos de querer abogar por el uso exclusivo de lo artificial en detrimento de lo natural, sí pretendemos reflejar una realidad que se impone inexorablemente y ante la que debemos transigir si queremos seguir disfrutando de nuestras riñas, deporte minoritario y desamparado por los organismos competentes, ante el riesgo real de caer en el anacronismo.

Publicado por: Freisy Navarro
25 COSAS POR LAS QUE SABES QUE ERES GALLERO

1- Te despiertas cada vez que escuchas cantar un gallo.

2- Cuando te nace un hijo quieres regalarle un pollito.

3- Cuando vez un pedazo de tela metálica rápido piensas en que sirve para una jaula.

4- Cuando te enfermas le dices al doctor que te cure el moquillo.

5- Tienes más marcas en las manos que uñas de tanto que te han picado.

6- Siempre las tijeras de tu mujer aparecen llenas de plumas.

7- El botiquín de la casa no tiene pastillas para el dolor de cabeza, pero tiene productos veterinarios.

8- Estas todo el día velando que el gato del vecino no brinque a tu casa.

9- Cuando eras pequeño ponías a pelear todo lo que tuviese alas y pico.

10- No te gusta leer, pero tienes 50 libros y revistas de gallos.

11- Tienes una placa de gallos en la cadena del cuello.

12- Siempre que te metes en una pelea le dices manilo al otro.

13- Peleas porque los nenes se comen los huevos de las gallinas.

14- Es inevitable llamarle polla a las chicas en la calle.

15- Pasas más tiempo en el patio que dentro de la casa.

16- Cuando ves una pelea de boxeo o lucha libre sales gritando: voy al mío.

17- Tienes más cuadros de gallos en la sala que fotos de tu familia.

18- Cuando eras pequeño tuviste una guerra con tus amigos de huevos hueros.

19- Siempre hay ocasiones en la que tu mujer te ha dicho: escoge yo o los gallos.

20- Cuando te reúnes con tus amigos, todo el mundo sabe de qué tema están hablando.

21- Por casualidad, cada vez que hay un torneo importante en la gallera tus llamas al trabajo y te reportas enfermo.

22- Nunca faltan las camisas con gotitas de sangre en tu closet.

23- En tu casa todas las semanas se hace fricase de gallina del país.

24- Si se va la luz no importa la nevera, el TV o el aire, lo que te jode es que se apaga la incubadora.

25- Cada vez que ves dos personas peleando le das un cantazo con la mano a lo que tengas enfrente, gritas: dale que tú eres fino y comienzas a decirle al que este a tu lado: doy 100 a 40...

(Leer más)
Publicado por: Freisy Navarro
La Espuela, un arma natural de ataque

La espuela es un apéndice que poseen algunas aves en las patas y que es su arma natural para el ataque o defensa entre los machos. Se trata de estructuras cónicas que contienen un núcleo óseo rodeado de un tejido esponjoso más blando y recubiertas por una capa cornea de origen proteico, semejante a la del cuerno de los toros y a nuestras uñas; una queratina que al calentarse se deforma como gelatina. Este espolón se va desgastando y creciendo año a año.

El tema de las espuelas en las riñas de gallos es tan extenso y complejo, que daría para escribir una enciclopedia. Como hemos dicho el gallo está dotado, de forma natural, de estas defensas y, en Canarias, siempre ha combatido con sus espuelas naturales o postizas, procedentes de otro gallo, aunque hay constancia de que, en Tenerife, hasta mediados del siglo diecinueve, también se reñía con espuelas de acero. En Asia y Sudamérica las usan de resina, acero, carey o espina de pescado. Sin embargo, en la península, al pelear con espuelas muy cortas, de 18 a 20 milímetros, se usa muy poco las postizas.

Lo óptimo es que el combatiente riña con sus espuelas, puesto que son con las que el animal está más familiarizado; por no hablar de la estampa de incomparable belleza que compone un gallo de pelea con sus armas naturales. Pero, a veces, por carecer de ellas (pata rasa), no ser del tamaño apropiado (animales jóvenes), o por estar defectuosas (torcidas o frágiles) hay que sustituirlas por unas postizas, de ahí lo importante de cuidarlas durante su desarrollo, puliéndolas y engrasándolas.

Cuando se han de colocar postizas, la espuela original se corta a un centímetro desde la pata, quedando el patrón, sobre el que se encajará aquella; y para la pata rasa, se le hace un patrón postizo o botón; operación que se ha de hacer con suficiente antelación a la riña para que el animal se adapte a su nueva fisonomía.

La elaboración de espuelas postizas es un trabajo muy especializado y minoritario, artesanía fina que pocos dominan, y cuyo producto se cotiza al alza. Hoy, quien tiene una buena colección de espuelas, tiene un tesoro. Las espuelas de los artesanos canarios han sido muy apreciadas en América, sin embargo hoy se traen de allí. Francisco Dorta (Pancho el Músico), Adolfo Santana (el Pichón), Domingo Morales (el Boyero), Pablo Amador (Pola Vieja), Roberto Hernández, Aureliano Negrín, Asdrúbal Bethencourt, o Antonio Martín fueron virtuosos de este arte.

Las postizas se obtienen de gallos bastos o de corral, las de gallo fino no sirven, puesto que deben ser mayores para poder ser trabajadas y que encajen en los patrones; y actualmente, desgraciadamente, en nuestros pueblos cada vez hay menos gallineros. En Cuba, por ejemplo, los guajiros crían cientos de gallos bastos con el fin principal de aprovechar sus espuelas, un complemento a la precaria economía familiar.

El tamaño de los naifes con los que pelean nuestros guerreros va desde los 30 a los 40 milímetros, dependiendo de las características combativas y las dimensiones del gallo; unas espuelas demasiado largas, lejos de ayudar, perjudican, y dan lugar a cañeras (lesión que se provoca el gallo en la pata) y a ineficacia en el combate.

Desde hace pocos años se ha ido introduciendo, importadas del Caribe, el uso de espuelas plásticas en nuestras islas, lo que ha generado algún que otro conflicto cuando no lo contemplaba el reglamento de la contrata o torneo.

Los más puristas no tardaron en rasgarse las vestiduras ante este atentado a la tradición que, junto con otras innovaciones poco fundamentadas (incremento de peleas por jornada, supresión del pesado de los gallos en la valla, desaparición de reñideros, o desconcertantes formas de vivir el espectáculo por parte de aficionados foráneos), estaba adulterando la concepción de este deporte en las islas, que apenas había sufrido alguna modificación en los últimos 200 años.

Por otro lado, quienes más contacto tienen con el gallo y, por lo tanto, más han de saber sobre el tema, afirman que la espuela artificial es más dañina y que el animal no se recupera igual tras la riña; pero, si partimos de que las características físicas de la espuela plástica, un polímero inerte, son similares a las de la queratina de la espuela natural, esta apreciación de algunos galleros podría no tener una base científica.

Hay un factor esencial para regularizar el uso de las espuelas plásticas, el económico: Un par de espuelas naturales cuesta unos cincuenta euros; una contrata de dieciséis jornadas por temporada supone una inversión para una gallera, solo en espuelas, de varios miles de euros; sin embargo, un par cuesta tres euros.

Su uso se ha extendido, y las últimas temporadas partidos como Güímar, de Tenerife; La Guerra, de La Palma, o La Guancha, de El Hierro, decidieron, mediante contrata, armar a los gallos sólo con espuelas plásticas; así como en torneos del prestigio del Pollo de Oro, en Lanzarote; el de pretemporada de El Laurel, en La Palma, y los de casteadores de El Paso y Tazacorte, también en la isla bonita.

Lejos de querer abogar por el uso exclusivo de lo artificial en detrimento de lo natural, sí pretendemos reflejar una realidad que se impone inexorablemente y ante la que debemos transigir si queremos seguir disfrutando de nuestras riñas, deporte minoritario y desamparado por los organismos competentes, ante el riesgo real de caer en el anacronismo.

(Leer más)
Publicado por: Freisy Navarro
"Preparar Bien "

En esta oportunidad, profundizaré en un tema muy amplio y complejo que he desarrollado para aquellos cuidadores de gallos de combate que quieren establecer un sistema de preparación. eficaz, que llene todas las expectativas deseadas, señalando solamente los trabajos más eficaces que debemos hacer para llevar a combatir a nuestros gallos en perfectas condiciones físicas.

El tema de preparación, a grandes rasgos, es un tema muy importante, y depende del buen desenvolvimiento del gallo en el combate. Yo he visto gallos en mi país, con cualidades y gestos de pelea impresionantes y que, después de combatir 5 minutos, ya no pueden seguir peleando y pierden sus peleas por falta de trabajos, movimientos, ejercicios y, sobre todas las cosas, consistencia física. Muchos galleros sienten que los gallos de pelea deben comenzar combatiendo de más a menos o de menos a más; piensan, por lo general, que es normal; pues no es así, si su gallo pelea de menos a más o viceversa tiene que poner mucha atención en los medicamentos y los ejercicios que le están administrando en esta etapa; en lo particular no lo considero así, un buen desenvolvimiento es determinado cuando el gallo sale con rapidez, velocidad, consistencia física y astucia, evadiendo el ataque de su contrario y golpeando contundentemente y a medida que va profundizando la pelea él va golpeando más fuerte y todas las picadas son grandes, ponga atención en esto: si su gallo aplica una picada grande y una picada chica, esto lo tienen que corregir en las topas, si lo sigue haciendo le sugiero que le dé más tiempo y más descanso. Por lo general, yo he visto que muchas escuadras no lo hacen, este es un factor que impide que el gallo pueda desplazar sus patas siempre hacia adelante, y los golpes arriba, y si es en el cuerpo que el golpe pueda ocasionar un corte profundo.

Los gallos de pelea por lo general, tienen el metabolismo tres veces más rápido por su estructura corporal y por su conformación genética, y son aves demasiado nerviosas que si no les prestamos atención no las presentamos bien el día del combate.

Preparar bien depende de muchos conocimientos, por lo general, de mucho sentido común, principalmente paciencia. Pienso que hay que tomar una serie de elementos relevantes que nos van a permitir ser más competitivos en cada presentación, por ejemplo: Una correcta alimentación balanceada para que ayude a estimular el crecimiento de los músculos después de cada trabajo o ejercicio, una administración eficiente de vitaminas; en lo personal, recomiendo suplementos nutricionales que complementen la alimentación del gallo en preparación, y a la vez lo ayuden a un mejor
desenvolvimiento.

Hoy día, la preparación de gallos se ha tornado mucho más exigente por la competitividad que existe en las galleras, también por el tipo de gallos que tenemos en estos tiempos.

La gran influencia de gallos cubanos, españoles, dominicanos y puertorriqueños han impulsado a que muchos criaderos utilicen este tipo de gallos en busca de obtener más finura, fuerza, pelea, corte y autoridad en cada picada, los cuales se adaptan con facilidad al método de preparación y al tipo de arma que utilizamos.

Recomiendo a mis colegas y amigos que empecemos con un patrón de selección efectivo de los ejemplares que vamos a preparar. Muchos criaderos en nuestro país se han mantenido con sus líneas de sangre desde la época de los años 70, porque sus gallos se han adaptado al método de preparación que utilizan y esto se debe a que ellos conocen sus líneas de sangres, le han dado seguimiento y han ido refrescando paso a paso sus crías con gallos y gallinas nacionales, los cuales le han dado, al probarlos, excelentes resultados.

Mis primeros consejos son que al momento de seleccionar las aves que vamos a pelear tengamos las certificaciones de la edad del pollo en todos nuestros registros técnicos. Pensamos que la edad ideal para ir acomodando los gallos debe ser de 12 a 14 meses de edad, a esta edad el pollo ha desarrollado su estructura corporal a su máximo nivel, y al momento de enfrentarlos resisten más los cortes y las heridas.

Otro punto relevante es tener paciencia; en Panamá hay muchos galleros apasionados y por lo general he observado que no le dan el tiempo necesario a las aves para que se desarrollen bien y las llevan a combatir a temprana edad; la mayor cantidad de veces no pasan su primera prueba.

En la preparación de gallos de pelea nosotros tomamos en consideración 2 etapas
muy importantes:

La Etapa de Encierro y Amarra
(Pre–Cuido)

Éste es un período primordial en la preparación de gallos de pelea, porque los gallos son encerrados en las escuadras que utilizan rejones y amarrados en las gallerías que encierran en casilla o que colocan sus gallos en varas. En esta etapa el gallo debe tener alrededor de 12 meses de edad.

1. Bañe al gallo aplicando en un cubo de 7 galones de agua, shampoo, klorox y jabón en polvo; también agregue al agua
un antiparasitante líquido o en polvo, de su preferencia, mézclelo adecuadamente con los detergentes por varios minutos y esto le dará un olor agradable al agua, sumerja el cuerpo del gallo menos la cabeza, y limpie lentamente todas sus plumas, la cola, las guías y las alas, luego limpie cuidadosamente la cabeza del gallo con un pedazo de tela, teniendo el cuidado necesario para que no le caiga líquido en el interior del pico. Este tratamiento es muy importante porque le da una limpieza externa y mata todos los piojos que el ave pudiera tener; con esta aplicación el gallo tendrá salud e higiene. 2. El área donde se debe encerrar a los gallos debe ser en un lugar amplio y cómodo, es decir, rejones de buen tamaño donde el ave se pueda desplazar de un extremo a otro, acondicionando el rejón con paca para que él este en mejor condición. Para los preparadores que encierran en casilla, acondiciónelas fumíguelas y coloque en su interior virutas o paja, esto se hace con el propósito que el animal no pise sus heces. En esta etapa proporciónele una dieta balanceada: puede ser scrash, maíz molido, lentejas, plátanos, leche, huevos, zanahoria, mézclelos con miel de abeja, esto se hace con la intención de que el gallo se acostumbre a la comida preparada y no se atrase con pérdida de peso y desánimo. La etapa de encierro o Pre–Cuido se hace con la intención de que el gallo se acostumbre a la interacción con su preparador; esto con relación a las aves que vienen de solturas debido como ya dijimos que es muy nervioso e hiperactivo y lo ideal es no perder tiempo y hacer todo bien para él. La Etapa de Preparación En la etapa de preparación el gallo debe tener 14 meses; aquí, lo primero que debemos hacer es: 1. Descrestar los gallos en tiempo de luna menguante, esto ayudará que el ave tenga mayor resistencia en su plumaje, aunque muchos galleros toman en consideración las mareas, después de esto déle otro baño como lo mencioné anteriormente y cuando se sequen las heridas, pele al gallo. En esta etapa el gallo debe estar con buen estado físico y con una excelente salud, tomando en consideración que todos los meses anteriores haya sido debidamente desparasitado. Ahora comienza lo que llamo preparar bien. En Panamá tenemos excelentes preparadores muy profesionales que tienen sueldos fijos y les pagan la vivienda; preparar gallos es una profesión como cualquier otra; en realidad, debe ser un gran profesional y hacer su trabajo con amor y dedicación; el punto es que el preparador tiene un gran compromiso con el ave, el cual es llevarla bien el día del combate. Los procedimientos para llevar en perfectas condiciones a nuestros ejemplares son:


1. Los trabajos se le deben dar los lunes, miércoles y sábado; comience con trabajos leves de 2 a 5 minutos en las dos primeras semanas, entrénelos con número ocho y revuelos. Muchos galleros antes de corretearlos ponen los gallos en soga para que vayan estructurando sus músculos. Mi recomendación es que en estas primeras semanas lleve al gallo lentamente, poco a poco, no lo sobre trabaje.

2. En las siguientes 2 semanas trabaje al gallo de 5 a 10 minutos los lunes, miércoles y sábado con número ocho, revuelos y con la mona desplace al gallo de un extremo a otro. El día domingo lo topa con un gallo con buenos gestos y características y usted notará que las fluctuaciones de la respiración serán mejores; es decir que el gallo comienza a asimilar los ejercicios realizados anteriormente.

3. En las siguientes 2 semanas trabaje al gallo de 10 a 15 minutos los lunes, miércoles y sábado con número ocho y revuelos, y el día domingo lo topa con el pico tapado; esto se hace con la intención de que el gallo aprenda a disparar sin morder y vaya desarrollando mejores gestos y capacidades de pelea que genéticamente las tiene, solamente que aquí lo motivamos a que ponga en práctica sus mejores cualidades.

4. En la antepenúltima semana trabaje al gallo de 15 a 20 minutos los lunes, miércoles y sábado con número ocho y revuelos, y el día domingo lo topa con el pico tapado usted notará la fuerza con que dispara y las cualidades de pelea que ha desarrollado.

5. En la última semana bañe al gallo, preferiblemente,
de 8 a 11 días antes de la pelea, límpielo bien y póngalo a descansar para que el día del combate entre bien al encuentro y vaya totalmente desestresado. Otro factor importante en la preparación de gallos es ponerlos al sol todos lo días de 9:00 a.m. a 11:00 a.m. esto disminuirá la cantidad de grasa que puedan tener algunos gallos en preparación y ayudará a aumentar la glucosa por los rayos del sol. La comida se le puede dar a una hora determinada en este caso la misma que le hemos dado en la etapa de amarra y pre cuido; recomendamos que sea a una hora determinada como ya dije anteriormente. Con relación a las vitaminas, adminístreselas después de cada trabajo y límpielo con alcohol para que su piel tome color rojo.

 

Fuente: piedecria com

 

(Leer más)
Publicado por: Freisy Navarro
Aumenta la musculatura de sus pollos sin acumular grasa en su cuerpo

Por: José Batista

Gamebird, es un Nuevo alimento para gallos de peleas que distribuye en el país el señor Cesar Jiménez, reconocido criador de gallos de combate en la República Dominicana y que según los galleros que los han probado es el mejor producto que existe en el mercado en estos días.

En esta semana habíamos publicado una nota en la que mostrábamos el logo del producto y decíamos que lo habíamos visto en la publicidad de algunas jugadas del país, pero que no estaba claro quien o quienes los distribuían.

Este comentario en las redes sociales llamo a atención de muchos de nuestros seguidores, y de inmediato comenzaron a aparecer los comentarios sobre el producto Gamebird, cosa que llego a nuestro dilecto amigo el señor Cesar Jiménez.

Cesar Jiménez no se hizo esperar y se puso en contacto con nosotros para informarnos que él era el representante del producto en el país y que puede ser adquirido en la Veterinaria del Coliseo Don Alberto Bonetti Burgos y en la veterinaria Agromar, en el sector de las Palma de Herrera.

Según el señor Cesar Jiménez quien ha probado el producto en sus aves (Traba Bao), el desarrollo muscular, el brillo en las plumas y el desenvolvimiento durante el combate, además de que el animal aumentara de peso sin acumular grasa, y una picada más fuerte que es lo que todos los galleros queremos lograr en nuestras aves.

Con respecto a su uso, Cesar Jiménez, nos explico que con una onza del Gamebird, durante la hora de cena de los pollos en preparación para el combate, usted amigo gallero podrá ver la diferencia de sus gallos en combate.

Recomendó Cesar Jiménez, que durante los dos o tres primeros días, los pollos se negaran a comer unos granos de color Rojo pero después de este tiempo los comerán sin problema.

Otros que dan testimonio de los beneficios de Gamebird, en la alimentación de sus aves de combate son los criadores Alfredo Mota Báez y el señor Ángel Guachin.

Alfredo Mota Báez dice:”El resultado de este alimento en los animales es tremendo”. Por su parte Ángel dice: “Es un alimento tipo ¿?, pero más completo.

Jiménez, exhortó a los amantes y dueños de gallos de pelea a visitar la página GamebirdRD, para más detalles de los diferentes productos que tienen disponibles para los criadores de gallos tanto nacionales como internacionales.

(Leer más)